<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18701410\x26blogName\x3d%C2%BFY+a+ti+a%C3%BAn+te+cuentan+cuentos?\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/\x26vt\x3d-1168995772547988053', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

¿Y a ti aún te cuentan cuentos?

 

B-a-s-t-a

Un día dijo BASTA YA. Así en mayúscula, intentando que cada letra le recorriera el torrente sanguíneo aunque se le atascase en las intersecciones, en cada órgano vital agazapado. Se acabó. Se acabó y se decidió a vomitar en cada verso cada mínima katiuska de amargura que le acampaba ilegalmente en la boca del estómago, puede que no fuese justo, puede incluso que no estuviese bien pero tenía los nudillos llenos de gestos adecuados.

Así que se dedicó a cerrar todas las comunicaciones neuronales que siempre la obligaban a perder el partido en casa. Se miró en el reflejo que le proporcionaban sus propias manos y decidió que había llegado el momento de cortar todos aquellos árboles que en su cabeza sólo servían para darle sombra. Ella, que siempre funcionaba con energía solar y con espejos deformados por sus ojos miopes, se había cansado de sí misma, de sus excusas estúpidas y de su poca fe. De la seguridad absoluta de su fracaso anticipado en un concurso con muy diferentes medidas. Es la consecuencia exacta de mirar de rodillas, todo(s) te parecen demasiado grandes. Se agotó de pensar en las plumas, los espejos, los años y las medallas. Se hastió de las gráficas en su cabeza, carentes de raciocinio, cuando todos los caminos siempre la dejaban demasiado lejos de la capital del mundo, de cualquier capital de cualquier mundo, en el territorio inhóspito creado de su propio vacío.

Hace tiempo ya que se le acabaron las metáforas ingeniosas, las frases eternas circunvalando una sola idea. Quizás sea el paso de los años, las heridas y los telediarios. La distancia. Hasta se le acabó el jugar con la tercera persona del plural. Y dije basta.

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

At 3:11 a. m., Anonymous Anónimo said...

Me gustaría tener la fuerza que hay en ese texto.    



At 12:23 p. m., Anonymous jesus said...

Bueno, en realidad las terceras personas están ahí para que lo que digamos no hiera, cuando en realidad todo el mundo sabe quiénes son. Es como ponerte una máscara con tu propia fotografía. Y es verdad, perder el partido en casa se puede volver una costumbre insana, así que llegado el momento lo más adecuado es decir basta.    



At 5:22 p. m., Blogger Andrómeda said...

Te prometo que parece que lo has escrito para mí. Gracias por deletreármelo.    



At 9:38 a. m., Blogger Beauséant said...

es extraño, pero sólo somos capaces de gritar basta cuando el resto de puertas se cierran o se convierten en trampillas por las que es imposible escapar.. entonces sólo queda eso, gritar un basta...    



At 5:20 p. m., Blogger el_Vania said...

Y es que si uno no se pone firme y echa el freno, parece que los demás no quieren parar.
Bien dicho... y bien obrado.

Salud/OS!    



At 9:38 a. m., Blogger Jerahe said...

pero que buenas letras... siento que de comerlas y digerirlas he perdido el apetito...    



At 3:26 p. m., Blogger V said...

¿Volverás después de un basta tan sonoro? Espero que sí.    



At 10:11 a. m., Blogger Alnitak said...

A veces los BASTA son necesarios, requieren conciencia y tiempo pero también suelen ser el principo de algo grande...
Ánimo!    



At 10:11 a. m., Blogger Alnitak said...

A veces los BASTA son necesarios, requieren conciencia y tiempo pero también suelen ser el principo de algo grande...
Ánimo!    



At 12:53 p. m., Blogger Cosas Que Nunca Te Dije said...

http://cosasquenuncadijiste.blogspot.com/

Bueno, me da un poco de vergüenza que alguien lea estas cosas, porque para uno mismo suelen tonterías. Pero espero que alguien pueda sentirse reflejado. Sólo con eso ya habrá merecido la pena escribirlo.    



At 10:28 a. m., Blogger la chica de las biscotelas said...

barbaro!!!!    



» Publicar un comentario
 
   

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.




© 2006 ¿Y a ti aún te cuentan cuentos? | Blogger Templates by Gecko & Fly.
Ninguna parte del contenido de este blog deberá ser reproducida sin el consentimiento previo de la autora.