<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18701410\x26blogName\x3d%C2%BFY+a+ti+a%C3%BAn+te+cuentan+cuentos?\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/\x26vt\x3d3077474063361434245', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

¿Y a ti aún te cuentan cuentos?

 

Seguimos siendo los mismos

17 may. 2009

Con la que está cayendo ahí fuera y yo sólo oigo truenos aquí dentro.

Seguimos siendo los mismos a pesar de las rejas que amordazan cualquier rastro. Aunque, por prudencia, hayamos decidido congeniar más allá de lo sano con el hielo de no traslucir sentimientos, en el fondo, aunque hayamos cambiado, seguimos siendo los mismos. Así que tú vuelves a reconocerte y a reconocerme, obviando el paso arrastrado del tiempo y puedo notar, calcado al mío, el cúmulo de escombros derrumbándose paralelos a la médula. Y cuando los relojes enloquecen, mis pasos ya no saben avanzar, se contraen y sólo dan círculos concéntricos con una cadencia que no elijo, que no conozco, que me adormece el futuro. Sigo siendo yo y tú seguirás siendo tú, en blanco y en negro, provocando una hondonada peligrosa en las palmas de las manos donde podía aplicarse cualquier olvido menos el que más nos merecíamos.

Seguimos siendo los mismos y da igual que cambiemos los cristales machacándolos con minutos ya pasados. Para lo bueno y para lo malo, nada cambia a este lado del horizonte y aunque representemos el mismo acto una y otra vez, entretejiendo los papeles en una trenza de palabras y silencios, los finales nunca cambian pese a que las productoras quieran teñirlos de alternativos. Porque son finales. Y con ellos, tú y yo seguimos siendo los mismos.

 
   

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.




© 2006 ¿Y a ti aún te cuentan cuentos? | Blogger Templates by Gecko & Fly.
Ninguna parte del contenido de este blog deberá ser reproducida sin el consentimiento previo de la autora.