<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18701410\x26blogName\x3d%C2%BFY+a+ti+a%C3%BAn+te+cuentan+cuentos?\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/\x26vt\x3d-1168995772547988053', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

¿Y a ti aún te cuentan cuentos?

 

Tóxica


Ya ni siquiera soy capaz de aguantar 3 segundos tu mirada y tú quieres bucear junto al ámbar de mi pupila a ver si consigues tocar tierra. No hay vida al fondo, por mucho que escuches la cadencia, las cenizas son lo único que habita. Ni un volcán en el centro, ni tesoros escondidos, y mucho menos, una cruz que señala el camino. Solo el silbido del vacío haciéndose fuerte ante toda ausencia. Así que no, no busques, aquí dentro ya no hay nada.
Y aún así lo intentas, aun así quieres creer en mí. Yo te miro, te estudio, y me eclipsa las palabras tu ahínco por descubrir causas perdidas. "Si no quieres que esté, solo dime que me vaya" y mi silencio te otorga una esperanza que en realidad no es más que reminiscencias de una época en la que el corazón no latía solo por prescripción médica. Ahora te asfixiarás en cal viva si te quedas pero soy demasiado cobarde para decirlo y luchar contra una ilusión que no puedo más que envidiar.
Deberías olvidarte de mí, soy tóxica. Deberías soltar mi piel y desenredarte uno a uno de mis rizos, recuperar los besos perdidos en mi ombligo y liberar lastre. No tendrás que cargar con el peso de la huida porque nada dejarás atrás. 
Sonando: "Buenos Aires" de Carlos Chaouen
La foto es de sinsistema
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

At 11:18 p. m., Anonymous Sandra said...

¿Puedes encantarme más? IMPOSIBLE!
Por segunda vez, me animo a escribirte, echaba de menos entradas tuyas, y algo que diese un poco de luz, en tiempos de guerra.

Sigue iluminando las calles de Bilbao, Madrid y toda ciudad que pase por tus manos en forma de escritura. Será todo un placer leerte de nuevo.

Un saludo!    



At 10:55 p. m., Anonymous Aristides said...

Toda toxica tiene su antídoto,a veces es efectivo.Trata de probar en sorbos pequeños,hasta que te cures    



At 10:53 a. m., Blogger Beauséant said...

las cosas o son tóxicas o insufribles, si cerramos la puerta, si evitamos sentir y aprendemos a correr deprisa, la vida no podrá hacernos daño, otra cosa es que eso sea vida, claro ;)    



At 3:01 p. m., Blogger Vagamundo said...

Hay quienes se empeñan: las cenizas sirven para limpiar la ropa y curar el queso.

Para limpiar y curar el alma quizás sirva algo más...    



» Publicar un comentario
 
   

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.




© 2006 ¿Y a ti aún te cuentan cuentos? | Blogger Templates by Gecko & Fly.
Ninguna parte del contenido de este blog deberá ser reproducida sin el consentimiento previo de la autora.