<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18701410\x26blogName\x3d%C2%BFY+a+ti+a%C3%BAn+te+cuentan+cuentos?\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/\x26vt\x3d-1168995772547988053', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

¿Y a ti aún te cuentan cuentos?

 

Contigo



"No, no quiero que me necesites". Tú frunces el ceño como si esas 6 palabras fueran un ataque directo a tu línea de flotación y quisiera hendirte la sal en todas las llagas. Estudias mi gesto y veo como se dibuja en tus pupilas la incertidumbre de la verdad revelada. Lo sabes pero no quieres saberlo. Y vuelves a desviar la mirada ante el desconocimiento de qué hacer con todas las canciones de amor, las películas de sobremesa o los poemas más versados.   


No quiero que me necesites ni que me jures que no podrías vivir ni un instante más sin mí. No quiero ataduras más allá de la inmovilidad traviesa entre las sábanas ni que me repitas cada día, como un mantra, que me quieres hasta que la costumbre devore las palabras y las deje agonizar en la cuneta. Sabes que yo solo pronuncio esas 8 letras cuando me explotan en los carrillos y se me derraman por la comisura de los labios. Sabes que reniego de lugares comunes, del diminutivo imperfecto, de pertenencias. Y aunque creo que sería capaz de acostumbrarme a amanecer con tu olor en mi piel y enzarzada entre tus brazos, habrá noches en que no sepa construirme en plurales. Habrá noche que ni siquiera crea en ellos. 

Por eso prefiero, simplemente, que elijas venir conmigo en esta noche obtusa. Que me beses sin traer las alforjas rebosantes de palabras que, aunque lo intenten, siempre demuestran menos que ese gesto que tratas de ocultar. Cuantas más letras, más fácil es que alguna no sea cierta. Así que solo cierra los ojos y ven. Tú, solo tú. Y yo, solo yo. 


Porque hoy
solo quiero estar un rato más contigo.    

Sonando: “Contigo” de Joaquín Sabina y “Seguramente me lo merezco” de Tulsa
La foto es de xapaburu
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

At 10:06 p. m., Blogger Beauséant said...

a veces es simplemente eso lo que hace falta, que nos dejen un poco más de tiempo sin hacerse preguntas ni llenarlo de isies horribles...    



At 1:38 a. m., Anonymous Aristides said...

Esta bien escrito.    



At 12:01 p. m., Blogger Curro said...

...pos me gusta mucho este "Contigo", te presiento nuevo vestido en el alma, a juego con esos ojos verdes relucientes, donde fluye una nana con labios que dicen que vivir es una dicha, un gozo, el aire, el sol de la mañana, nácar, rubíes, diademas, oro y estrellas, dejarse
la piel por lo que merece la pena, sonrisas de marfiles entreabren jazmines cuando sonríe nuestra Elena...    



At 12:31 p. m., Blogger Curro said...

... y me encantaría ser el destinatario de ese "tú, solo tú, y yo, solo yo...". Tan simple como devastador. Y ser tierra para tu costado y que los rayos de sol sean la guitarra que dé sonido a nuestros besos...    



» Publicar un comentario
 
   

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.




© 2006 ¿Y a ti aún te cuentan cuentos? | Blogger Templates by Gecko & Fly.
Ninguna parte del contenido de este blog deberá ser reproducida sin el consentimiento previo de la autora.