<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d18701410\x26blogName\x3d%C2%BFY+a+ti+a%C3%BAn+te+cuentan+cuentos?\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sherezadecuentacuentos.blogspot.com/\x26vt\x3d3077474063361434245', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

¿Y a ti aún te cuentan cuentos?

 

Últimamente

22 oct. 2009

Últimamente lloro a campo abierto y no me escondo demasiado cuando otros ojos descubren mis lagrimales abiertos de par en par, el iris verde oliva, los párpados enrojecidos. Últimamente tengo los nudillos atravesados por escritura cruzada, de esa que nunca hace rehenes, que retener es el más obsceno de los verbos. Últimamente no creo en nada, aunque creo más en mí, así que quizás no sea todo malo.

Me pregunto si la fe es un sistema de vasos comunicantes y cuanto menos crees en los demás, más crees en ti mismo. Según van cayendo las máscaras que descubres con los años, vas añadiendo muescas en las rótulas, y las miras con más cariño por soportar el peso, por mantenerte en pie, aunque a veces duelan. Aunque a veces llores a campo abierto y las uñas rojo sangre no se te despeguen de la mirada. Sin embargo te vas cogiendo cariño, será el roce, y vas apreciando poco a poco tus pasos equivocados porque sabes que los mueve la convicción, aunque siempre acaben en la misma fosa sepultados por un poder que nunca controlas.

Últimamente desconfío a la tercera, al aparecer en lugares donde ya he dejado rastros de piel. Sigo sin hacerlo a la primera, ni siquiera a la segunda, y eso me gusta. De los éxitos no se aprende ni la mitad que con los fracasos. Últimamente estudio las palabras, intento desnudarlas y me sorprendo siempre.

Últimamente tengo la sensación de empezar de nuevo.

Caleidoscopios

2 oct. 2009

Es extraño como la gente va situándose en tu vida de maneras sinuosas y con cada giro que das (o que dan) se acercan, se alejan, desaparecen o cambian de color. Como un caleidoscopio que te recuerda a veces quien fuiste, a veces quien quisiste ser y otras quien no deberías haber sido nunca.

Siempre me han encantado los caleidoscopios, de pequeña me pasaba horas con la retina atada a las diversas formas, buscando combinaciones imposibles, colores nunca vistos. La curiosidad siempre me condujo a dar un paso más, un nuevo giro de muñeca, una mirada de reojo. Ahora, cuando he crecido más de la cuenta, aún me encantan. Y cuando los miro siempre pienso en los trozos de mi vida que no entiendo, los que se desmadejan en las yemas de mis dedos y que por alguna razón aparecen ahí, en el margen, sin conexión alguna, pero que tras doblar la siguiente esquina adquieren todo su significado. Y me sigue disparando la curiosidad más de lo que a veces debería.

También pienso, cuando veo esas geometrías llenas de luz, en las personas que van cambiando sus posturas, uniéndose, dividiéndose. Tocándome de cerca, alejándose hasta casi caerse en el abismo. Pero nunca se despeñan. A veces se han mantenido tanto tiempo en la orilla de la circunferencia que se pierde la esperanza de que, algún día vuelvan al centro. Sin embargo da igual. La figura que ahora eres nunca tendría sustento sin esas formas que sujetan el abismo.
 
   

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.




© 2006 ¿Y a ti aún te cuentan cuentos? | Blogger Templates by Gecko & Fly.
Ninguna parte del contenido de este blog deberá ser reproducida sin el consentimiento previo de la autora.